PARA VOSOTROS LUNEROS-CLUB DE LECTURA BIBLIOTECA MUNICIPAL "CRISTOBAL CUEVAS"

Cuando abrieron la Biblioteca "Cristobal Cuevas" y empecé a frencuentarla, mi curiosidad natural de lector me hizo interesarme por la persona que da nombre a la Biblioteca.
Nada sabía yo del Profesor Cristobal Cuevas y como docente de la Universidad de Málaga a favor de la enseñanza y la difusión de la literatura.
Yo soy un currito, que lee, para nada relacionado o vinculado al ambiente universitario. Pero a quienes somos apasionados lectores, el hábito de la lectura nos une en una comunidad. Por eso me gusta que este espacio para encuentro y regocijo de lectores, que es la biblioteca, lleve el nombre de un gran paladín de la defensa del hecho literario.
Francisco Torres. Club de Lectura de la Biblioteca Municipal "Cristobal Cuevas"











sábado, 16 de octubre de 2010

JACQUELINE SENTADA-PICASSO Y LAS MIRADAS



Mirar a Picasso, a través de sus coloridos, de sus miradas internas, de sus ojos descuadrados, es mirar a través de la vida, una vida fulgurante y desaforada, llena de creación. Este cuadro es uno de mis preferidos de la Colección del Picasso-Málaga, porque refleja la profundidad de Jacqueline, su mujer y amante, una profundidad que se divide en la mirada partida, antagónica, dolida o alegre a la vez y luego el traje de Arlequín, de tonos verdes y morados, algo malagueño, algo de busleque, que siempre acompañó al genial pintor. Espero os guste este cuadro, y vayaís más a fondo a través de la mirada que nos ofrece.

domingo, 19 de septiembre de 2010

VUELVO AL SUR

El nuevo curso se abre en la Casa de la Lunas, con ilusión, con lecturas compartidas y sueños renovados, donde queremos dar cabida a nuevos momentos que nos hagan vivir situaciones diferentes, desde nuevos puertos, como dice nuestro POEMA INSIGNIA "EL VIAJE ITACA".
Últimamente escucho a una Estrella del Albayzin, que se apellida Morente. Os dejo la letra de esta canción y su link para que la escucheís y la saboreís. Como decía Luis Cernuda:
Quisiera estar solo en el sur

Quizá mis lentos ojos no verán más el sur
de ligeros paisajes dormidos en el aire,
con cuerpos a la sombra de ramas como flores
o huyendo en un galope de caballos furiosos.

El sur es un desierto que llora mientras canta,
y esa voz no se extingue como pájaro muerto;
hacia el mar encamina sus deseos amargos
abriendo un eco débil que vive lentamente.

En el sur tan distante quiero estar confundido.
La lluvia allí no es más que una rosa entreabierta;
su niebla misma ríe, risa blanca en el viento.
Su oscuridad, su luz son bellezas iguales.

Os dejo la letra de VUELVO AL SUR:

Vuelvo al sur Como se vuelve siempre al amor Vuelvo a vos Con mi deseo, con mi temor Llevo al sur Como un destino del corazon Soy del sur Como los aires del bandoneon Sueño el sur Inmensa luna, cielo al reves. Vuelvo al sur El tiempo abierto y su despues Quiero al sur. Su buena gente, su dignidad. Siento al sur. Como tu cuerpo en la intimidad. Te quiero, sur . . . Te quiero, sur . . .
video

lunes, 23 de agosto de 2010

IMPRESIONES MARROQUÍES

Un sueño se hizo realidad cuando poco a poco fuí forjando la idea de irme de Ayuda Humanitaria a Marruecos con una ONG, y así fue. Conocer sus rincones, sus aromas, lo vivído te transforma, te hace diferente, te enriquece y te hace más persona.
Fue con esta ilusión con la que salí y viví toda aquella experiencia. Recibir el fragor de la espuma cuando viajaba hacía Tanger y la inmersión total en la cultura árabe al bajar del barco. Sones de música rifeña y un sol ardiente me recibierón en su puerto y una furgoneta años 60 hacia el pueblecito donde iríamos a trabajar. Al llegar allí, la arena y el mar,....el pan y el té verde con esa hierba buena fresca que me relajo y me lleno de frescura por dentro, un té que como simbolo de hospitalidad y amistad probé mucha veces, en compañia de personas de las que aprendí respeto y agradecimiento en las miradas de quienes pude conocer, miradas de niños llenos de vida, aún en la pobreza, miradas limpias, puras con un toque de una esperanza que aúnque lejana no está perdida.
La amistad, la convivencia los momentos del atardecer, la tierra roja del Rif,....y las sonrisas complices se abrieron paso y volví a llenarme de pequeños tesoros, como un tarde de flautas y música bohemias, como un paseo a través del pueblo,....cómo una vida compartida. Ver los juegos, ver y ver y vivir eso fue lo que quise hacer.
Os mando la vida que me traje de allí y el trozo de alma que allí me deje. Esto es solo un retazo, un pequeño pergamino de recuerdos,....lo mejor es vivirlo allí, y llenarte.

lunes, 21 de junio de 2010

VIAJE A ITACA


Cuando emprendas tu viaje hacia Ítaca
debes rogar que el viaje sea largo,
lleno de peripecias, lleno de experiencias.
No has de temer ni a los lestrigones ni a los cíclopes,
ni la cólera del airado Posidón.
Nunca tales monstruos hallarás en tu ruta
si tu pensamiento es elevado, si una exquisita
emoción penetra en tu alma y en tu cuerpo.
Los lestrigones y los cíclopes
y el feroz Posidón no podrán encontrarte
si tú no los llevas ya dentro, en tu alma,
si tu alma no los conjura ante ti.
Debes rogar que el viaje sea largo,
que sean muchos los días de verano;
que te vean arribar con gozo, alegremente,
a puertos que tú antes ignorabas.
Que puedas detenerte en los mercados de Fenicia,
y comprar unas bellas mercancías:
madreperlas, coral, ébano, y ámbar,
y perfumes placenteros de mil clases.
Acude a muchas ciudades del Egipto
para aprender, y aprender de quienes saben.
Conserva siempre en tu alma la idea de Ítaca:
llegar allí, he aquí tu destino.
Mas no hagas con prisas tu camino;
mejor será que dure muchos años,
y que llegues, ya viejo, a la pequeña isla,
rico de cuanto habrás ganado en el camino.
No has de esperar que Ítaca te enriquezca:
Ítaca te ha concedido ya un hermoso viaje.
Sin ellas, jamás habrías partido;
mas no tiene otra cosa que ofrecerte.
Y si la encuentras pobre, Ítaca no te ha engañado.
Y siendo ya tan viejo, con tanta experiencia,
sin duda sabrás ya qué significan las Ítacas.

Nada sabía yo del profesor Cristóbal Cuevas y su gran labor como docente en la universidad (en varias) en favor de la enseñanza y difusión de la literatura. De la lectura, en suma.
El buen lector obtiene un placer que solo puede deparar la lectura y por esto leer, exige un esfuerzo, o, mejor dicho, una labor de selección. Tiene uno que superar la ley del mínimo esfuerzo.
No, para leer hay que implicarse en lo que se está haciendo; la lectura nos pide un esfuerzo.